InicioYoga facial. 5 ejercicios para los músculos de tu rostro

El yoga facial es una disciplina inspirada en la práctica del yoga para entrenar los músculos del rostro con fines estéticos. Aunque hay más de 60 ejercicios de yoga facial con fundamentos estáticos e isométricos, la experta en yoga facial Ara Rosón desarrolló una rutina de 10 ejercicios para realizar durante solo 10 minutos al día, obteniendo beneficios de rejuvenecimiento de los músculos faciales, sin producir arrugas ni líneas de expresión. 

Aquí te contamos algunos de esos ejercicios de yoga facial que, realizados con frecuencia, preferiblemente antes de irte a dormir te cambiarán el aspecto del rostro evitando el descolgamiento facial:

  • Rollo de cuello: mira hacia delante y gira la cabeza hacia el lado derecho hasta que quede alineada con el hombro, luego inclina la cabeza hacia atrás y sostiene esta posición entre 6 y 8 segundos. Luego cambia de lado. Dos veces por lado. 
  • Beso: inclina suavemente la cabeza hacia atrás y mira hacia arriba mientras haces el gesto de dar un beso (debe sonar). Regresa la cabeza a la posición inicial y repite el ejercicio 5 veces. 
  • Búho: con tus pulgares e índices haz una figura de C y pon los dedos en esta forma alrededor de tus ojos. Los índices deben quedar encima de las cejas y los pulgares tocar los pómulos. Abre muy bien los ojos y estira las cejas hacia arriba. Sostén esta postura durante 10 segundos y relaja. Repítela 3 veces.
  • Gran sonrisa: entreabre la boca y esboza una sonrisa muy suave como si te halaran de la comisura de los labios yendo hacia las orejas, sostén durante 5 segundos. Repite.
  • Corcho: entreabre suavemente la boca haciendo una figura de O ovalada, no dejes que se asomen los dientes. Introduce los dos dedos índices a lado y lado de la boca y hazle presión sin que la figura se deforme. Mantén la pose durante 5 segundos y repite. 

El yoga facial es además, un relajante natural que nos ayuda a eliminar tensión en todo el rostro y en los músculos del cuello. Empieza poco a poco entrenando el rostro, con sesiones de 3 minutos, hasta llegar a 10 minutos diarios. Es un ejercicio maravilloso para incluir en nuestra rutina de cuidado facial.