InicioFibromialgia: ¿qué es y cuáles son sus síntomas?

La fibromialgia es una afección que causa dolores agudos en músculos y huesos, y que desencadena otros síntomas como la fatiga excesiva y problemas de sueño, memoria y estado de ánimo. Las personas con fibromialgia tienen una percepción anormal del dolor, es decir, que pueden ser más sensibles al dolor que quienes no la padecen. Conoce más a fondo qué causa la fibromialgia y sus síntomas.

fibromialguia y sus sintomas

¿Cuál es la causa de la fibromialgia?

Aunque se desconoce la causa exacta de este trastorno, los investigadores han notado que la fibromialgia aparece con frecuencia en personas que han atravesado recientemente por algún evento traumático, como un accidente de tránsito, una cirugía, una infección o un episodio de estrés significativo.

En otras ocasiones se desarrolla sin algún motivo aparente, y esto puede deberse a causas genéticas, pues se han registrado varias familias con dos o más casos de fibromialgia.

Otro patrón que se ha encontrado es que es más común en mujeres que en hombres.

¿Cuáles son los síntomas de la fibromialgia? 

-Dolor agudo en huesos y músculos.

-Bajo umbral del dolor.

-Sensación de rigidez en todo el cuerpo.

-Inflamación de las extremidades.

-Hormigueo o adormecimiento en manos y pies.

-Cansancio o fatiga constante.

-Problemas para dormir.

-Problemas de memoria o concentración.

-Colón irritable.

-Cólicos menstruales muy fuertes.

-Dolores de cabeza.

-Cambios en el estado de ánimo.

-Depresión y ansiedad en muchos casos. 

No todas las personas que padecen fibromialgia presentan todos los síntomas, además, muchos síntomas de la fibromialgia también son síntomas de otras enfermedades, por eso, en caso de sospecha, es importante tener una revisión con reumatólogo y así tener un diagnóstico certero y un tratamiento adecuado en caso de necesitarlo. 

¿Cómo es el tratamiento de la fibromialgia?

Aunque no existe una cura para la fibromialgia, existen muchos tratamientos para aliviar los síntomas y por ende mejorar significativamente la calidad de vida.  Estos tratamientos van desde analgésicos de venta libre para calmar el dolor, hasta tratamiento psicológico para lidiar con el estrés o la ansiedad.  Se recomienda también hacer ejercicio moderado, dormir bien y alimentarse de manera saludable, y si es posible, acudir a terapias alternativas como acupuntura, quiropráctica y fisioterapia. 

Si crees que padeces fibromialgia, no dudes en acudir al médico, y sobre todo, no te desanimes, una actitud positiva es clave para afrontar esta afección.