InicioMantente actualizadoTipos de créditos en Colombia

Muchas personas huyen de los créditos porque los perciben como algo negativo, pero la realidad es que un crédito bien utilizado y gestionado, puede ser un impulso muy grande para lograr ciertas metas, así que más que una deuda, se convierte en una inversión.

A la hora de solicitar un crédito, es necesario que analices el monto, la tasa de interés, los plazos de pago, los requisitos para acceder a él y en cuánto tiempo será desembolsado, pues todos estos factores son importantes y dependen en gran medida del tipo de crédito que solicites.

Existen varios tipos de créditos en Colombia según los objetivos que tengas, así que aquí te explicamos cuáles son para que sepas cuál es el que más te conviene. 

tipos de credito en colombia

Tipos de créditos en Colombia

Tarjetas de crédito: Es una tarjeta diseñada para personas que hacen compras de manera frecuente y necesitan disponer del dinero de manera inmediata. En cada uso de la tarjeta se decide a cuántas cuotas se desea pagar la compra, ya sea 1, 5, 12 o hasta 36, y se suelen pagar estos valores a final de mes. Con estas tarjetas hay que tener cuidado, ya que debido a los intereses y a las cuotas de manejo, tal vez no sean tan rentables.

Crédito de libre inversión o de consumo: Es uno de los créditos más populares ya que el dinero desembolsado puede tener muchos propósitos, ya sea cubrir un imprevisto, comprar un carro, remodelar la casa, financiar estudios o incluso pagar un viaje. 

Crédito de libranza o nómina: Es similar al crédito de libre inversión ya que el dinero puede ser usado para diferentes propósitos, con la diferencia de que con el crédito de libranza la persona no paga las cuotas de manera manual sino que son descontadas mensualmente de su nómina o su pensión.

Crédito comercial: Va dirigido principalmente a pequeñas y medianas empresas ya que tiene el fin de financiar materias primas, equipos de trabajo o cualquier otro elemento que una empresa necesite para ejercer su actividad productiva y crecer. Por esto mismo, se espera que la inversión sea rentable y que multiplique las ganancias.

Crédito hipotecario: Es otorgado para la compra, ampliación, reparación o construcción de vivienda, suele tener las tasas de interés más bajas del mercado y también los plazos más amplios. En este crédito, la vivienda queda como garantía a favor del banco para asegurar el cumplimiento de los pagos. 

Microcrédito: Son créditos de montos pequeños que no suelen sobrepasar los $800.000 pesos y ayudan a cubrir necesidades inmediatas. Son muy fáciles de adquirir e incluso algunos bancos los otorgan mediante mensajes de texto. Los plazos de pago suelen ser cortos. 

Crédito educativo: Se otorga únicamente con el fin de financiar estudios superiores como una carrera universitaria, por eso mismo, cuenta con tasas de intereses especiales y plazos de pago extendidos hasta la culminación de los estudios.  

Crédito garantizado o con garantía prendaria: En este tipo de crédito el deudor ofrece un bien como garantía de que va a realizar el pago del crédito, por ejemplo su carro. En caso de no pagar, el banco podría quedarse con la propiedad del carro. 

Compra de cartera: Es una alternativa que ofrecen algunas entidades financieras para quienes tienen varias deudas, en la cual cancelan las deudas que tenga una persona en diferentes entidades, logrando así que la persona solo deba pagar en una entidad, pudiendo tener plazos más largos y tasas de interés más bajas. 

  

Lo más importante con los créditos es pagar las cuotas en la fecha que corresponde para no generar intereses por mora, y saber cuál de todos los tipos de créditos en Colombia es el que más te conviene para que lo puedas aprovechar de la mejor manera posible.